El primer día de cole es un día especial tanto para los más peques como para los papis y mamis. La ilusión y los nervios están presentes y nos pueden hacer jugar malas pasadas. Por esos te damos unas cuantas pautas para que el primer día de cole sea un bonito recuerdo.

Antes del día

Visitad el centro

Antes del día señalado, es conveniente que el peque haya visitado mínima una vez el centro. Hay muchas guardarías y escuelas que organizan el inicio de clases de manera progresiva, es decir, en las primeras semanas del curso hay diferentes entradas de horas y de clases. El objetivo es que empiece a acostumbrarse con el nuevo ambiente.

Explícale todo lo que hará

Háblale de la guardería o escuela de una manera positiva. Explícale cómo hará un montón de amigos y lo bien que lo pasará haciendo un montón de actividades como bailar, pintar, escuchar historias etc.

Planifícalo todo con tiempo

Seamos sinceros, el primer día de cole es más probable que estés tú más nervioso/a que tu peque. Para que los nervios no te hagan una mala pasada, apunta en una lista todo lo que necesitas para el primer día: mochila, ropa, bata, almuerzo si es más mayor. Prepáralo con suficiente antelación y, sobre todo, no dejes las compras del material escolar para los últimos días. Ir a contrarreloj supone un estrés extra.

Vuelta a la rutina

Para que el cambio no sea tan brusco, es recomendable que nuestro peque haya pasado un período de adaptación a la rutina. Para ello, te dejamos aquí unos cuantos consejos.

El primer día de cole ha llegado ¿Qué hacer?

Irse a dormir pronto

Es recomendable ir descansado para poder afrontar de manera positiva el nuevo día.  Y esto es aplicable para ambos. Ir adormir pronto y madrugad con el suficiente tiempo para poder desayunar con calma y hablar de cómo será la jornada.

No prolongues la despedida

El momento crucial y el cual hace sudar a muchos padres es la despedida. Por mucho que uno conozca a su peque, éste le puede sorprender con la reacción. Que el peque proteste o llore es normal y no puedes sentirte culpable por ello ni enfadarte. Muéstrate sonriente y tranquilo/a para demostrarle que no pasa nada.

Sé puntual y ¡natural!

A la hora de recogerle sé muy puntual para que tu peque veas que estás ahí. Así comprenderá que después de cada jornada escolar habrá alguien esperando por él y será más tolerante a la separación. En en el momento del reencuentro, procura ser natural y no te muestres nervioso.

Pregúntale cómo le ha ido

Habla con tu peque y muéstrate muy interesado en todo lo que dice. Pregúntale por su profesora y por sus nuevos amigos. Eso sí, tampoco se trata de hacerle un interrogatorio. Como los adultos, hay peques que necesitan asimilar las nuevas experiencias a solas.

La clave: la tranquilidad

Lo más importante es que te muestres tranquilo y, obviamente, que lo estés. Es normal que te preocupe que el primer día de cole vaya mal. Pero, en el caso de que haya sido así, recuerda que no es al primer peque que le pasa ¡y no será el último! Perder los papeles, no os ayudará a ninguno de los dos. Mantén la calma y espera como van sucediendo los siguientes días. Si ves que la cosa no mejora, habla con su profesor/a para encontrar una solución.

Con estas pautas estamos seguros que el primer día de cole será un éxito ¡Será un día que nunca olvidarás!

Team Mooms

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *