La sal contiene sodio, un componente indispensable para la vida. Nuestro organismo lo necesita en pequeñas cantidades que podemos obtener a partir de los diferentes alimentos sin necesidad de añadir sal a nuestros platos. Muchos alimentos, de forma natural, contienen pequeñas cantidades de sodio, suficientes para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Los niños tienen unas necesidades de sodio inferiores a las de las personas adultas.

En el caso de los adultos podemos añadir sal a los alimentos para potenciar su sabor, siempre y cuando no sobrepasemos los 5 gramos de sal diarios (1 cuchara de café). Ante un consumo elevado de sal, nuestro cuerpo reacciona eliminando el sodio a través de la orina, pero un trabajo intensivo de eliminación puede sobrecargar los riñones. La sobrecarga renal se produce antes en el caso en el caso de los niños ya que tienen unos riñones mucho más pequeños, y más cuando hablamos de los niños menores de 1 año los cuales están aún en fase de maduración de órganos.

Si este consumo elevado de sal se convierte en un hábito, los riñones no podrán filtrar todo el sodio y éste se acumulará en sangre. Para compensarlo la sangre atraerá más agua y aumentará el volumen, haciendo que el corazón tenga que trabajar más para bombear la sangre y se eleve la presión arterial. Por tanto, una alimentación rica en sodio aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Otra razón para excluir la sal en los preparados para los bebés, es que este es el mejor momento para educar el paladar y evitar una adquisición primeriza a la preferencia por el gusto de la sal. El paladar es educable, y ofreciendo alimentos poco salados a nuestros pequeños conseguiremos que durante la edad adulta no abusen de la sal.

¡Y cuidado! No solo la sal contiene sodio. Muchos alimentos procesados contienen grandes cantidades. Cuidado con los embutidos (incluyendo el jamón y las salchichas), los quesos (especialmente los secos y los curados) y los precocinados (croquetas, empanadas, pastillas de caldo, salsas, …) que no conviene ofrecer habitualmente a los niños, y aún menos a los menores de un año.

Pares i nens

Pares i nens

Paresinens.cat es una revista digital familiar en catalán con el objetivo de acompañar a las familias en las diferentes etapas de la maternindad/paternidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *